Ir al contenido principal

Condecoración al Maestro Carlos Sarmiento Segovia



Manizales, 17 de octubre de 2012 

Maestro 
CARLOS SARMIENTO SEGOVIA 
Ciudad. 


 Apreciado Maestro: La Academia Caldense de Historia creó hace algunos años la Orden “Emilio Robledo Correa” para exaltar con ella a personajes e instituciones que a través de su vida hayan aportado al rescate o difusión de la historia en la ciudad o en el departamento. La institución consideró en el presente año que su labor de periodista gráfico en el diario La Patria, fue desde todo punto de vista importante para mantener vigente el recuerdo de personajes y sucesos que dan fuerza a la historia regional, y que sus ricos archivos son para las nuevas generaciones un tesoro invaluable que muestra el proceso de transformación en todos los campos, recogido a través de su lente. Por todo lo anterior así como por su vida consagrada tanto al trabajo como al hogar, Li Academia Caldense de Historia ha acordado por unanimidad otorgarle en el presente año la Orden “Emilio Robledo Correa” en sesión solemne cuya fecha acordaremos. 

 Le presento un saludo de felicitación de todos los señores académicos. 

 Atentamente 

JORGE ELIÉCER ZAPATA BONILLA 
Presidente. 




 PALABRAS PARA EN ENTREGAR LA ORDEN “EMILIO ROBLEDO CORREA” AL MAESTRO CARLOS SARMIENTO SEGOVIA 

 Para la Academia Caldense de Historia es muy significativo imponer la Orden “Emilio Robledo Correa” al Maestro Carlos Sarmiento Segovia por lo que conlleva su nominación, pues esta medalla se estableció para exaltar a personas o instituciones que en el correr de los años hubieran aportado al proceso histórico regional, creando, estimulando, divulgando, para lograr la permanencia en el tiempo de todos los procesos que dan identidad a la región. 

 Por todo lo anterior, el nombre del Maestro Carlos Sarmiento Segovia fue acogido por unanimidad por la Academia, pues la labor de periodista gráfico en el diario La Patria por medio siglo, significa el aporte a la identidad regional que puede ver en sus fotografías los cambios arquitectónicos de la ciudad de Manizales, la evolución de los mercados, las grandes manifestaciones colectivas en lo social, en lo sindical, en lo político, el gran suceso deportivo, la evolución en los gustos y en las modas, la conversión de amplios terrenos de la periferia en sectores residenciales, en fin, la transformación de la aldea grande en la urbe que se ubica entre las más sobresalientes de la república. 

 Al examinar los archivos del diario La Patria o los archivos personales del Maestro, el investigador o el curioso, encuentran de manera visual la historia de la región. Aquí está todo. Las figuras relevantes de la política, del clero, de la belleza femenina, de la farándula, del arte. Está la feria de Manizales, su grandeza y su evolución. Por su lente cruzaron los premios Nobel de Literatura que visitaron a Manizales durante los Festivales Internacionales da Teatro o los hombres de negocios, cuando el café era el primer renglón de nuestras exportaciones. Sarmiento estuvo en el lugar preciso para que el diario de sus querencias, registrara el suceso con las figuras de los protagonistas. 

 Pero Sarmiento tuvo su ángel. Atinó siempre, y eso se revirtió en el reconocimiento de los directivos del periódico, del público lector, así como de quienes reconocen la maestría en el trabajo. Por eso mismo recibió como lo anota la biografía del condecorado, premios locales, regionales, nacionales y mundiales de fotografía. Pudo colocar su periódico al nivel de las grandes publicaciones del mundo, pues cuando le fueron concedidos premios fuera del país, seguramente tuvieron en cuenta el profesionalismo de un fotógrafo que podía competir con los grandes del planeta desde un país tercermundista. Son muy pocos los fotógrafos profesionales de nuestra patria que se pueden dar el lujo siquiera de emular a Carlos Sarmiento. 

 El mundo de hoy es enteramente visual. La imagen lo llena todo. Una publicación sin fotografías o gráficos, es pesada, aburrida, cansa en las primeras páginas. Un diario sin fotografías toma parecido con un sumario judicial aunque estos muchas veces se apoyan en fotos. La gracia del periódico en nuestro tiempo está en que la fotografía requiere solo un titular o un pie de foto para dar claridad sobre el suceso. La fotografía muestra el estado del tiempo, la aglomeración humana, la gravedad del suceso, la belleza de la reina, la cara amarga de la tragedia, a felicidad del triunfador, la fotografía en sí, relata todo, lo demás es la crónica que sin la foto, es pesada. Cosas de los tiempos, pero el arte visual domina hoy el mundo de las comunicaciones. 

 Al imponer pues la Orden “Emilio Robledo Correa” al mejor fotógrafo de la prensa en nuestra ciudad por espacio de 50 años, creemos haber hecho justicia con la vocación del Maestro y acertado como institución al exaltar a alguien que durante mucho tiempo contribuyó a la visualización del suceso histórico para bien de nuestra identidad. Felicitaciones Maestro. 

 Jorge Eliécer Zapata Bonilla 

 PALABRAS DE CARLOS ALBERTO SARMIENTO ESTRADA 

 ¿Qué culpa tiene la estaca si el sapo salta y se ensarta? En realidad ninguna. Pero de pronto, dentro de la comunidad de estos batracios se hallan tejido comentarios como el siguiente:... Eso fue que Sapurrio se suicidó, el venía muy achantado desde el revés económico que tuvo el año pasado....V por allá, en un rincón de la sapería, remató la solterona sapa: ... No, eso fue más bien por el desengaño amoroso que sufrió la semana pasada. Como les parece que Sapurrio pillo a la Sapurrita nada más y nada menos que con Rin Rin Renacuajo dándose unos sapo besotes con sapo lengüetazos incluidos, y el pobre Sapurrio al ver esto y con semejante rival como lo volvió de famoso don Rafael Pombo, no tuvo nada más que hacer con semejante desengaño que pasarse al estacazo. (Por decir: pasarse al papayo). 

 Ahora bien: ¿Qué culpa tiene Carlos Sarmiento, si en su camino se encuentra el sapo, que salta y se ensarta en la estaca?.. Ninguna tampoco, con la diferencia, y con toda seguridad que dejaría registrado fotográficamente y publicado en La PATRIA la secuencia completa de lo ocurrido, y de esta manera demostrarles a los chismosos sapos, que sapurrio ese día se encontraba en el sitio y la hora equivocados.

 Inicio la charla de esta manera, pues como ya lo publique en pasada oportunidad, el anecdotario de mi papá es mágico, hechizante e inacabable. 

 Para mí el mejor programa cuando llego a su casa de Campohermoso, es sentarme a conversar con él y alelarme escuchándolo, eso sí, su tema central es La PATRIA, La PATRIA de su vida, LA PATRIA de sus amores.... –Pero ahí me crié (me dice). 

 Gracias a ella los levanté a ustedes, los eduqué pude darles y darme un bienestar económico aceptable, un status en la sociedad. ¿Cómo no voy a estar agradecido con La PATRIA y con la familia Restrepo si ellos me han dado todo? En la vida uno tiene que ser grato y reconocer las cosas. 

 Mi papá es una cajita de música. Verlo con esa lucidez mental a pesar del accidente cerebral que sufrió, y el no verlo desfallecer con sus terapias diarias, lo llenan a uno de más admiración y respeto por este hombre que en verdad si es SÚPER como le decían algunos compañeros de redacción. 

 Pero como les decía, charlar con mi papá es una delicia...Me cuenta que en una oportunidad recién colocado en el TELÉGRAFO, llegaba al puerto de Guayaquil un barco, el más grande que anclaría allí hasta ese momento. El director del periódico mandó a uno de los fotógrafos para que cubriera esa noticia, y dejaron espacio en primera página para registrar ese acontecimiento Empezó a transcurrir el tiempo y el fotógrafo nada que aparecía, los minutos se volvían horas, y más para la edición de un periódico donde el tiempo es oro. Y ya, cuando menos lo esperaban y el director había tenido que improvisar foto de primera página, apareció el hombre como si nada hubiera pasado, y el director le preguntó: 

 –¡Qué hubo pues, qué pasó con las fotografías, nosotros aquí esperándolo para hacer la selección gráfica y vea la hora en que aparece.... ¿Qué le pasó por Dios? 

 –Y ¿qué fotografías iba a tomar señor director? No ve que ese barco se incendió llegando al puerto. Respondió el iluso. 

 Su vida profesional está llena de anécdotas: recuerda que en una mañana subió al barrio Versalles a la iglesia de los Claretianos y allí sería atendido por el padre Ignacio Andrade, quien antes de ser sacerdote, fue un político muy reconocido en el País. Cuando el clérigo salió a encontrarse con mi papá, quien se encontraba sentado en uno de los muritos de la entrada al templo, escucharon que desde una ventana de una casa vecina, una señora de la muy alta sociedad Manizaleña, le gritaba al cura, y ahora representante de Dios en la tierra, una cantidad de palabras de alto calibre y además lo tachaba de cura asesino... El religioso en ese momento sin inmutarse, se acercó a la ventana donde estaba la señora y también le gritó: ¡De los arrepentidos será el reino de los cielos, apreciada matrona!, dio media vuelta y continúo la charla con mi padre. 

 Cuando Luz Marina Zuluaga quedó Miss Universo, fue enviado a Bogotá al homenaje que le iban a hacer. Llegó como a las cinco de la tarde y del aeropuerto de Techo, se dirigió donde su amigo y también fotógrafo Manuel H., quien lo recibió muy bien, conversaron un rato y luego lo mandó con un hermano a que lo ubicara en un hotel, mientras llegaba la hora del acto que se llevaría a cabo en el hotel Tequendama. 

 Como siempre llegó al recinto con media hora de anticipación, y en el lobby se encontró con Chucho Montaño, El Dr. Mario Vélez Escobar y con don Pedro Uribe Mejía, quien por esa época era el alcalde de Manizales, y quien al verlo le dijo: “De Sarmiento si me dejo retratar “. Y cuando Luz Marina llegó y vio a mi papá le expresó: “Sarmiento que alegría verlo, me siento como en Manizales “. ¡Cómo le parece, decirme eso Luz Marina! 

 Rememora que en una ocasión se encontraban varios periodistas de la vieja guardia en la redacción de la Patria haciendo varios planteamientos entre ellos aquel de qué quien fue primero, si el huevo o la gallina. Entre los contertulios estaban Jorge Santander, Alonso Parra, Joaquín Castaño y Tein Jaramillo. Las conjeturas iban y venían, liderando el tema Santander Arias pero sin llegarse a definir nada sobre lo tratado; mi papa se encontraba haciendo unos pies de fotos en la Remington de unos de sus compañeros, pero estaba atento al comentario y disertaciones que cada uno exponía. 

 Fue así como Jorge Santander le lanzó la pelota a mi papá y le dijo: –¿Y qué opina Sarmiento? Y este le contestó: “Hombre Jorge, eso es demasiado controvertido, pero para mí y por lógica, me parece que es más fácil que la gallina ponga un huevo a que un huevo ponga una gallina”. 

 Con esta respuesta todos se miraron y Joaquín Castaño dirigiéndose a Santander Arias le dijo: “ahí si te jodieron Jorge”, quien salió apresurado de la redacción diciendo: “este me mandó fue a tomármelo triple”, y soltaron la carcajada. 

 “Cuando el presidente Kennedy iba a llegar a Bogotá, también me enviaron a registrar su arribo, y solo porque yo siempre viajaba solo, llegué al aeropuerto de Techo y a los periodistas y fotógrafos nos ubicaron en una tarima muy alta y muy retirada del punto de encuentro de los presidentes. Yo cavilaba y me las ingeniaba, pues en esa época se trabajaba con cámaras Rolley FIex, no había tele objetivos, la única tele Rolley que había en el País la tenía EL ESPECTADOR, entonces me fui escurriendo entre periodistas y fotógrafos de todo el mundo hasta que logré bajarme de la tarima y por coincidencia pasaba un camarógrafo gringo (estos si tenían autorización de acercarse un poco más), y yo me le pegué a un ladito hasta que llegué a un punto de donde calculé podía hacer unas buenas y más cercanas fotografías, y por ahí me escurrí y me encuclillé bajo las piernas de un policía.. Sí señor, ese era el punto preciso... De ahí tomé las fotografías más exclusivas que se publicaron en cualquier diario del País, es decir, LA PATRIA los chivió a todos, y la foto del saludo y del abrazo del presidente Lleras Camargo y Kennedy se publicó en primera página del periódico, eso sí, como primer plano quedaron las piernas del policía, quien resultó ser un coronel, y el cual al yerme allí agachado me dijo: ¿Ud. Que hace aquí? ¡Su puesto es allá! señalándome la tarima...–Si Coronel, le respondí, y me levanté feliz y dichoso, pues ya había logrado lo que me había propuesto”. 

 Después los comentarios sobre esas fotografías fueron muchísimos y hasta llegaron a decir: ¿Qué tal que Sarmiento hubiera sido un francotirador? 

 Por el Dr. José Restrepo mi papá tuvo un afecto especial. Él era un hombre rico (me dice), pero demasiado bondadoso. La Rochela era prácticamente de él... Recuerda que en una oportunidad después de una gira política, arrimaron a su finca en Santágueda la cual llamaba el “Cigarral de don José”. Una vez allí, vio una cantidad de mazorcas en uno de los corredores, entonces me acerqué al mayordomo y le dije que si me regalaba una, y el Dr. José que se encontraba cerca escuchó y me dijo: “Una no, coja las que quiera”. 

 Yo sé que de los terrenos de Santágueda él donó mucha tierra para obras sociales. 

 El Dr. Restrepo le vendió una finca a don Efraín Jaramillo. Al cabo de unos meses se acercó don Efraín donde el Dr. José y le manifestó la intención de volverle a vender los terrenos comprados, y el Dr. Restrepo le expresó: “Me parece bien Efraín, pero te pago a lo mismo en que te vendí”. 

 Durante las campañas presidenciales del Dr. Belisario Betancourt, el Dr. Restrepo puso su periódico de manera incondicional al candidato conservador. Las primeras no fueron fructíferas, pero así y todo el Dr. José no declinó en su voluntad de seguir apoyando al Dr. Belisario, y llegó un momento en que La PATRIA estuvo al borde de la quiebra, y empezaron a llegarle ofertas de compra aprovechando la situación por la cual se pasaba en esos momentos, pero el Dr. Restrepo respondió: “Yo no puedo vender, La PATRIA no es mía, La PATRIA es de todos los Manizaleños.” 

 Por esa misma época el Dr. José llamó a mi papá y le dijo: “Sarmiento, al medio día lo espero en el restaurante del Club Manizales para que tomes unas fotografías con X, Y y Z...” Mi papá lo miró asombrado, pues en los que le nombró escuchó los nombres de varios personajes que siempre estuvieron en contra de la campaña que el periódico había apoyado. Seguramente el Dr. Vio la cara de asombro de mi papá y le dijo: “Así es la vida mi querido Sarmiento, hay veces que nos toca comer sapos por ostras”.

 Hablar de premios y condecoraciones a nivel local, nacionales, internacionales y mundiales, es mejor que se lo pregunten a él aquí presente gracias a Dios, porque a mí enumerarlos todos, primero, no me da el tiempo otorgado para esta charla, y francamente la única respuesta corta que me ha dado en toda su vida fue hace poco cuando le pregunté: “Papá, cual recuerda Ud. como la mejor fotografía que ha tomado?... y me respondió: “Esa no la he tomado todavía “. 

 Un agradecimiento de todo corazón de parte de Carlos Sarmiento Segovia y de Zulay Estrada de Sarmiento, de sus hijos, nueras, yerno, nietos y bisnietos, para todos los miembros de la Academia Caldense de Historia, por este hermoso homenaje que hoy nos brindan, y a todos los asistentes a este acto el cual nos llena de orgullo, que Dios los guarde y los lleve con bien por estos caminos de la vida. 

Muchas gracias.

 Carlos Alberto Sarmiento Estrada.
 Manizales Noviembre 20 del 2012.

Entradas populares de este blog

LOS INDÍGENAS DEL ORIENTE DE CALDAS Y LA CONQUISTA DE LA TIERRA CALIENTE. Por María Elvira Escobar Gutiérrez. Maestría en Antropología RESUMEN La conquista del Oriente de Caldas fue una acción de heroísmo y desesperación, aunada a una inmensa crueldad, la cual condujo a la extinción de los indígenas Pantágoras, en menos de un siglo. Indígenas cuyo nombre refleja los vocablos que usaban para expresar su rechazo a la dominación de los conquistadores. Este artículo intenta revivir sociedades prehispánicas desaparecidas, cuya voz ha muerto. Igualmente, entender las acciones de los españoles, enfrentados a un mundo que no comprendían, corroídos por el deseo de enriquecerse y desafiados por la quimérica mano de obra indígena. La investigación se basa en las crónicas de los conquistadores, en especial la de Fray Pedro de Aguado. Palabras clave: Departamento de Caldas, Indígenas, Conquista, Fray Pedro de Aguado. THE CONQUEST OF EASTERN CALDAS By María Elv

COLONIZACIÓN Y FUNDACIÓN DE RISARALDA (CALDAS)

Por Fabio Vélez Correa INTRODUCCIÓN. Cuando se estudian los documentos que existen de los tiempos iniciales de Risaralda, el municipio caldense enclavado sobre el Macizo de los Mellizos, una estribación de la cordillera Occidental, se encuentra que no hay ninguno que defina exactamente el día y el año preciso en que fue fundada la población. En otras palabras, no hay un Acta de Fundación, ni se encuentran datos de algún Juez Poblador que hubiera firmado las actas de entrega de los primeros lotes para la naciente población. Sólo hay anécdotas, comentarios de los viejos pobladores y fechas imprecisas que corren el riesgo de distorsionarse con el paso de los años. Pero como debe señalarse alguna fecha para la historia oficial, hace treinta años cuando iniciamos los trabajos de investigación en los archivos del municipio, desorganizados y empacados en papeles empolvados, en vista de que no se pudo constatar un documento preciso, tuvimos que recurrir a los datos d

GENERACIONES, MOVIMIENTOS Y GRUPOS LITERARIOS EN CALDAS

AUTOR : Fabio Vélez Correa Licenciado en Filosofía y Letras Tomado de: Revista Impronta. Año 11, volumen 3, No. 11 ISSN 1794-0559 Páginas 155-200 Manizales, 2013  RESUMEN El departamento de Caldas, después de cien años de existencia, ha demostrado ante la faz del país intelectual, que no sólo es un departamento creador de riqueza agropecuaria y que brilla por su industria cafetera, sino que también posee numerosos creadores del intelecto: poetas, cuentistas, novelistas y ensayistas. Estos escritores han realizado una obra seria, acorde con los tiempos y con intenciones artísticas profundas. Su difusión empieza a ser creciente en los círculos intelectuales, no sólo de la comarca sino también del país. Muchos de ellos ya tienen un renombre nacional, siendo publicados por editoriales de circulación hispanoamericana, lo cual refleja su valor. Todo ello aparece en este estudio, simplificado por la circunstancia de ser un artículo de revista. Palabras: Escritores caldenses,