Ir al contenido principal

PRESENTACIÓN DE LA REVISTA IMPRONTA No. 14



PRESENTACIÓN DE LA REVISTA IMPRONTA No. 14



Palabras del Presidente de la Academia Caldense de Historia



Estamos aquí para socializar una edición más de la Revista Impronta de la Academia Caldense de Historia: La edición No. 14, correspondiente al presente año 2016. Podemos sentirnos satisfechos de completar catorce años, entregándole al público culto de Caldas y de Colombia, de manera ininterrumpida, un documento que representa la esencia de nuestra misión de conocer y difundir la historia del Gran Caldas, y que llega a cada una de las bibliotecas de los municipios de Caldas, a las Academias de las diferentes regiones del país y a las bibliotecas de muchas universidades importantes de Colombia. Nos honramos de saber que nuestra revista es leída por historiadores, profesores universitarios, escritores, autoridades académicas y culturales, y por estudiantes de educación básica, media y universitaria de toda nuestra geografía.

            En esta ocasión, nuestra revista destaca varios asuntos esenciales para la historia de la construcción de la identidad caldense: De una parte, señalamos aquí que este ha sido un año de importantes efemérides municipales: El Centenario del municipio de Risaralda, la Colina del Viento, en el occidente caldense; la conmemoración de los 150 años de fundación del municipio de Pensilvania, en el oriente caldense; la llegada del municipio de Salamina a sus 192 años de fundación y de su Corregimiento de San Félix a los 158 años de existencia; la conmemoración de los 156 años del municipio de Chinchiná; la conmemoración de los 92 años de vida municipal de Marquetalia y el arribo del municipio de San José a su mayoría de edad. Y también la conmemoración del primer centenario de la Revista Archivo Historial, dirigida en Manizales por el historiador santandereano, Enrique Otero D’Costa. Cada uno de estos acontecimientos está reseñado aquí con sesudos artículos escritos por los miembros de la Academia y con amplias noticias tomadas de la prensa regional. Esto nos permite posar no sólo como testigos de esa ya madura historia de la gestación de nuestras identidades, sino también, como garantes de que el olvido no podrá enseñorearse ya más de las gestas más trascendentales de nuestro devenir.

            De otra parte, la Revista Impronta socializa con sus lectores, los acontecimientos de la vida institucional de la Academia Caldense de Historia, acoge con generosidad las reseñas biográficas y bibliográficas de los académicos que se han honrado este año con nuevas publicaciones y amplía el repertorio biográfico y bibliográfico de los autores caldenses que cada día van creciendo en número, reflejando la vocación intelectual de esta bella parcela de Colombia.

            Muchas gracias al Gobierno Departamental, que este año se inició en cabeza del Doctor Guido Echeverri Piedrahita y que en estos momentos dirige el Dr. Ricardo Gómez Giraldo. Es por ellos y en particular por el decidido apoyo del Doctor Lindon Alberto Chavarriaga Montoya, Secretario de Cultura del Departamento, que ha sido posible financiar la edición de esta Revista. También agradecemos a la Dra. María Clemencia Tamayo, funcionaria interventora de la Secretaría de Cultura de Caldas, por su diligente gestión en procura de darle celeridad y transparencia al proceso contractual a través del cual se arbitra el recurso presupuestal para esta edición. Tenemos que agradecer también y en general a todos los funcionarios de la Secretaría de Cultura de Caldas, pues nos siguen acogiendo con amable generosidad en este bello escenario, tan propicio a la contemplación del pasado.

            Quiero reconocer aquí públicamente mi gratitud y mi admiración por la labor desplegada por el Director de la Revista, académico Fabio Vélez Correa. Soy testigo de que durante todo el año, día tras día, el señor Vélez Correa se entrega con pasión y espíritu de responsabilidad, a hilvanar y editar los artículos enviados por los académicos, y a auscultar en cuanta publicación se dé a conocer en la región, en torno al quehacer cultural de los caldenses, para alimentar la edición de esta revista, con el ánimo de convertirla, como en efecto lo ha logrado, en el depósito totalizador de la historia del Gran Caldas, de tal manera que no dudamos en afirmar que hoy por hoy, quien desee conocer de la manera más detallada posible cada una de las áreas de nuestro devenir histórico, tendrá que remitirse forzadamente a la consulta de las páginas de ésta, para nosotros, honrosa publicación. 

            Así mismo es oportuno reconocer con gratitud la generosidad del grupo editorial Manigraf, donde se vienen imprimiendo todas nuestras ediciones de Impronta. Manigraf es sencillamente nuestra segunda casa, después de la Secretaría de Cultura del Departamento. Todo el equipo directivo, técnico operativo y administrativo de esta amable empresa editorial, merece nuestros aplausos, por la cálida acogida que nos brindan durante todo los días del año, para ir construyendo en equipo, con ambiente de hogar, el diseño e impresión de este órgano de divulgación que representa a nuestra Academia.

            No creo incurrir en un fuera de lugar si aprovecho también esta oportunidad para expresar, en nombre de la Academia Caldense de Historia, nuestra admiración y gratitud con los Alcaldes que se han atrevido con entusiasmo y decisión a apostarle a la cultura de los caldenses, promoviendo y apoyando la edición de textos, cuyos autores, siendo miembros de nuestra institución, han hecho esfuerzos significativos para producir nuevos aportes a la historiografía de los municipios y han contado con el invaluable apoyo de los burgomaestres. Alcaldes como el de Filadelfia, Señor Germán Zuluaga Duque, el de Risaralda, Señor Juan Camilo Gallego Hoyos y el de Supía, Señor Omairo Ayala Cataño, han dado ejemplo este año, contribuyendo con su decidida voluntad a generar una cultura de la administración pública, propicia a los nobles y gratos menesteres de la gestión cultural.

            Y cómo no felicitar y agradecer a cada uno de los académicos autores de los diferentes artículos publicados en la revista, por su señalado empeño en entregarnos textos de exquisita calidad literaria e historiográfica, con sus aportes investigativos sobre el pretérito de esta inigualable comarca.

            No me queda por el momento, sino sugerir con comedido respeto a los dirigentes sociales de nuestra región, a sacarle mucho provecho a la revista Impronta. El Gobernador, los diputados, los Alcaldes de los 27 municipios, los secretarios de Educación del Departamento y de los municipios, los Rectores de las Universidades, los Rectores de los Colegios, los Coordinadores de las Escuelas, los bibliotecarios, los profesores de las distintas áreas del plan de estudios, harían una excelente labor promocionando la lectura, el análisis y la consulta de los diferentes artículos que se publican en esta revista.

            Con estas palabras, hago entrega pública de la Revista Impronta No. 14, de la Academia Caldense de Historia.
            Gracias.

Ángel Ma. Ocampo Cardona
            Octubre 14 de 2016.

Palabras del Director de la Revista Impronta

IMPRONTA, AL RESCATE DE NUESTRO PASADO HISTÓRICO


El presente año, 2016, es un año clave en la historia de Risaralda, la Colina del Viento, y lo es porque fue en 1916, cien años atrás, cuando la Asamblea Departamental de Caldas, mediante Ordenanza Número 17, firmada por su Presidente, Marcelino Arango y el Secretario, Rafael Mª Botero y aprobada por el Gobernador José Ignacio Villegas y el Secretario de Gobierno, José María Arango G., le dieron a San Joaquín, el Corregimiento de Anserma, el rango de Municipio caldense.

             Asimismo, el 3 de Febrero de 1866, el gobernador del Estado Soberano de Antioquia, Pedro Justo Berrío, en uso de sus atribuciones legales y mediante Decreto de Fundación, creó a Pensilvania como una fracción del Distrito de Sonsón, dando vida jurídica al municipio caldense que en el presente año celebró sus 150 Años de Fundación.

            Las dos fechas anteriores no podían ser ignoradas por nuestra Academia Caldense de Historia y es por ello que, en la presente edición de Impronta, se hará el justo homenaje a estas dos poblaciones que hacen parte de nuestra geografía.

            Respecto a Risaralda, se incluyen los textos históricos: “Albania de emberas… de viento y de caña”, Juliana Rojas Londoño, Licenciada en Ciencias Sociales y docente de la Institución Educativa Gabriel García Márquez, en Risaralda, un estudio sobre el Resguardo Indígena La Albania.

                 “Yo nací en Risaralda”, de Hernando Quiceno Grajales, donde relata la historia cotidiana de la población del Occidente en los primeros años, luego de su fundación.

            “Civismo e Instituciones de Risaralda en 100 años de Historia”, del Académico Germán Ocampo Correa, compendio histórico sobre el Cuerpo de Bomberos, la Sociedad de Mejoras Públicas, las emisoras locales, la Defensa Civil y el Grupo de Danzas "Angaska".

            Y “San Joaquín – Risaralda… 100 Años de Vida Educativa”, de mi autoría, donde hago énfasis en la modernización del proceso pedagógico actual y lo que la educación ha representado para el desarrollo creciente del municipio. 

            Asimismo, se incluyen los Acuerdos de 1918 sobre creación de la plaza de mercado y demarcación del área urbana de San Joaquín; como también dos Fotos del Recuerdo.

            En cuanto a Pensilvania, con su ensayo “Pensilvania y el oriente de Caldas”, el académico Albeiro Valencia Llano hace un recorrido historiográfico sobre su origen, desde las comunidades aborígenes que habitaban el oriente caldense; la llegada de aventureros, exploradores y agricultores que ampliaron las fronteras de Antioquia y Tolima desarrollando el comercio y fundando pueblos; y el surgimiento de Pensilvania.

            Lo anterior se complementa con los artículos publicados en La Patria: “La Perla del Oriente con la que sueñan”, de Liset Espinoza; “Versiones de la fundación de Pensilvania”; “El pueblo y sus gentes”; “José Néstor Valencia Zuluaga, un hombre de fe en su pueblo” y “Pensilvania en la era digital, su historia en facebook”; asimismo, Fotos del recuerdo y el Programa de la celebración. 

            Por otra parte, y acordes con la filosofía de nuestra Academia de estar al tanto del acontecer histórico de la región, incluimos los textos sobre algunas celebraciones aniversarias de municipios y corregimientos caldenses, a saber: “San Félix celebra hoy 158 años de fundación”, del periodista Luis Fernando Rodríguez;  “El municipio de San José ya es mayor de edad”, por Juan Emilio Agudelo; “Chinchiná cumple 156 Años”, de Duván Zuluaga y Marquetalia celebra hoy 92 años como municipio de Caldas, de Luis Ángel Giraldo.

            Luego de los homenajes a las poblaciones citadas, Impronta se centra en los ensayos históricos de distinta índole, investigados y realizados por nuestros académicos, a saber:

            “Herederos excluidos de la colonización en Marquetalia”, de nuestro Presidente, Ángel María Ocampo Cardona, donde amplía el número y los nombres de los fundadores de la población del oriente, consagrados por la tradición histórica.

            “Parroquia de San Lorenzo de Supía. 330 Años de Evangelización, 1685-2015”, estudio en el que Jorge Eliécer Zapata Bonilla, analiza el origen y el papel pastoral de las parroquias de Nuestra Señora del Carmen y la más antigua, la de Santa Ana en la vereda afro colombiana de Guamal.

            “Erupción del volcán nevado del Ruíz… la tragedia de Armero”, de María Elvira Escobar Gutiérrez donde rememora esta tragedia ocurrida en Armero, Tolima y parte de la de Villamaría y Chinchiná, hace 30 años.
            “Notas en clave de sol para la historia de Manizales y de Caldas”, del Académico Javier Sánchez Carmona, una síntesis de la vida musical en la región.

            “Sergio Trujillo Magnenat, el Artista Gráfico”, una breve reseña histórica de su vida y obra por el Académico Fabio Ramírez Ramírez. 

            “Ministros manizaleños y caldenses a través de la historia”, del Académico Vicente Fernán Arango Estrada, homenaje a su obra y papel protagónico en la vida nacional.

            “La Oculta Iluminada”, del Académico y Consultor Internacional de nuestra Entidad, Pablo González Rodas, Ph.D, Profesor Emérito de West Virginia University, un análisis de la novela La Oculta, de Héctor Abad Faciolince.

            Y “El papel sellado y la moneda en Colombia”, de Julián Chica Cardona, acercamiento histórico al proceso evolutivo del papel sellado y la moneda en la economía colombiana.

            En Vida Académica, se hace un recuento de la actividad de la Entidad a lo largo del segundo semestre de 2015 y primero del 2016, a saber: Entrega de la Orden “Emilio Robledo Correa” al Periódico El Ansermeño; información de La Patria sobre la presentación de la revista Impronta, a la Memoria de Otto Morales Benítez; comentario positivo sobre la publicación de Jaime Lopera, Presidente de la Academia de Historia del Quindío, sobre la misma; y presentación de Hojas de Historia – Segunda Época, publicación histórica mensual sobre Risaralda, la Colina del Viento; Entrega de la Orden “Alejandro Gutiérrez” al Académico Albeiro Valencia Llano, por parte del Señor Gobemador de Caldas, Dr. Guido Echeveni Piedrahita. Nombramiento de nuestro Académico, Carlos Arboleda González, como Miembro Correspondiente de la Academia Colombiana de la Lengua. Y Encuentro de las Academias de Historia de Caldas y Santander, en tomo a un Homenaje a la Memoria de Enrique Otero D’Costa.

                 En las Reseñas del presente año, aparecen los libros publicados por los académicos: Julián Chica Cardona, Dosquebradas – Industria y Región 1880 – 1980; Ángel María Ocampo Cardona, Paisajes inexplorados de la historia caldense; José Miguel Alzate, Para conocer a García Márquez; Gustavo Loaiza Loaiza, Poemas Viajeros & Recónditos; Jorge Eduardo Carvajal Ospina, Cartas a Pedro Petrá; Fabio Ramírez Ramírez, La Casa de Dios es mi Casa. Historia de la Sacrosanta Basílica Menor San Antonio de Padua de Manzanares; Otto Morales Benítez, Eduardo Santos. Apuntes para una biografía política; y Luis Ernesto Henao Buitrago, ABC. Tinta en el tintero. Historia de la educación – Filadelfia 1840-1950, una muestra amplia de la actividad investigativa y literaria realizada por los miembros de la Academia Caldense de Historia. 

            Por último, en Autores Caldenses, se incluyen los nuevos escritores que han publicado obras para enriquecer el acervo literario de la región. Asimismo, una serie amplia de actividades que han tenido que ver con los libros, la poesía, los autores fallecidos, la gestión cultural desplegada por las entidades del gremio de la cultura y el movimiento cultural a lo largo del año.

            Impronta sigue avanzando en su proceso de rescate, difusión y almacenamiento del quehacer histórico de la región, para bien de los estudiosos y las nuevas generaciones que cuentan en sus páginas, con la herramienta para conocer el pasado de pequeñas y grandes realizaciones que siguen haciendo grande a nuestro Departamento.

***

Para terminar, no sobra agregar los agradecimientos que son válidos y justos en este tipo de eventos y que en el caso de la Academia, tienen un profundo sentido y una gran emoción. Empecemos:

            Al Dr. Guido Echeverri Piedrahita, Gobernador del Departamento, aliado incondicional de la Academia Caldense de Historia y colaborador con la misma.

            Al Dr. Lindon Chavarriaga, Secretario de Cultura de Caldas, su espíritu sensible por todas las manifestaciones de la cultura, hizo posible que volvamos a entregar a los caldenses otra edición de Impronta que rescata parte de su pasado. 

            A la editorial Manigraf, a Jaime Alberto Galeano y a todos sus empleados, en especial a Guillermo Panesso, quien fue clave en el proceso de diagramación de la revista… 

            A mis compañeros de la Academia, quienes me han brindado su apoyo en las empresas editoriales que hemos emprendido… El trabajo mancomunado de nuestra entidad ha hecho posible que lleguemos a las gentes, a los lectores e investigadores con ensayos valiosos que encierran nuevas miradas en torno al pasado.

            Y a Ustedes, queridos acompañantes, que año tras año han seguido nuestro devenir en las lides históricas y han disfrutado del producto literario de las mismas…


            Muchas gracias por su compañía.

Fabio Vélez Correa
Director

Secretaría de Cultura de Caldas
Manizales, octubre 14 de 2016

Entradas populares de este blog

LOS INDÍGENAS DEL ORIENTE DE CALDAS Y LA CONQUISTA DE LA TIERRA CALIENTE. Por María Elvira Escobar Gutiérrez. Maestría en Antropología RESUMEN La conquista del Oriente de Caldas fue una acción de heroísmo y desesperación, aunada a una inmensa crueldad, la cual condujo a la extinción de los indígenas Pantágoras, en menos de un siglo. Indígenas cuyo nombre refleja los vocablos que usaban para expresar su rechazo a la dominación de los conquistadores. Este artículo intenta revivir sociedades prehispánicas desaparecidas, cuya voz ha muerto. Igualmente, entender las acciones de los españoles, enfrentados a un mundo que no comprendían, corroídos por el deseo de enriquecerse y desafiados por la quimérica mano de obra indígena. La investigación se basa en las crónicas de los conquistadores, en especial la de Fray Pedro de Aguado. Palabras clave: Departamento de Caldas, Indígenas, Conquista, Fray Pedro de Aguado. THE CONQUEST OF EASTERN CALDAS By María Elv

COLONIZACIÓN Y FUNDACIÓN DE RISARALDA (CALDAS)

Por Fabio Vélez Correa INTRODUCCIÓN. Cuando se estudian los documentos que existen de los tiempos iniciales de Risaralda, el municipio caldense enclavado sobre el Macizo de los Mellizos, una estribación de la cordillera Occidental, se encuentra que no hay ninguno que defina exactamente el día y el año preciso en que fue fundada la población. En otras palabras, no hay un Acta de Fundación, ni se encuentran datos de algún Juez Poblador que hubiera firmado las actas de entrega de los primeros lotes para la naciente población. Sólo hay anécdotas, comentarios de los viejos pobladores y fechas imprecisas que corren el riesgo de distorsionarse con el paso de los años. Pero como debe señalarse alguna fecha para la historia oficial, hace treinta años cuando iniciamos los trabajos de investigación en los archivos del municipio, desorganizados y empacados en papeles empolvados, en vista de que no se pudo constatar un documento preciso, tuvimos que recurrir a los datos d

GENERACIONES, MOVIMIENTOS Y GRUPOS LITERARIOS EN CALDAS

AUTOR : Fabio Vélez Correa Licenciado en Filosofía y Letras Tomado de: Revista Impronta. Año 11, volumen 3, No. 11 ISSN 1794-0559 Páginas 155-200 Manizales, 2013  RESUMEN El departamento de Caldas, después de cien años de existencia, ha demostrado ante la faz del país intelectual, que no sólo es un departamento creador de riqueza agropecuaria y que brilla por su industria cafetera, sino que también posee numerosos creadores del intelecto: poetas, cuentistas, novelistas y ensayistas. Estos escritores han realizado una obra seria, acorde con los tiempos y con intenciones artísticas profundas. Su difusión empieza a ser creciente en los círculos intelectuales, no sólo de la comarca sino también del país. Muchos de ellos ya tienen un renombre nacional, siendo publicados por editoriales de circulación hispanoamericana, lo cual refleja su valor. Todo ello aparece en este estudio, simplificado por la circunstancia de ser un artículo de revista. Palabras: Escritores caldenses,